Menú Principal

Servicio de mediación por daños en salud

De acuerdo a la Ley 19.966, la mediación es un procedimiento no controversial (no es un juicio) en el cual las partes, con la ayuda de un(a) mediador(a), intentan llegar a una solución extrajudicial del conflicto a través de un acuerdo.

Según lo dispuesto en el inciso 1º del artículo 43 de la Ley 19.966, la mediación que realizan los (as) mediadores (as) del Consejo de Defensa del Estado procede exclusivamente respecto de aquellos reclamos que se refieren a un daño en salud ocasionado con motivo de una atención otorgada por un prestador institucional público (hospitales, consultorios, postas, entre otros) perteneciente a las redes asistenciales definidas por el artículo 16 bis del decreto ley 2.763, de 1979, o por alguno de sus funcionarios.

En la práctica, la mediación por daños en salud es una instancia administrativa, que entrega la posibilidad tanto a los usuarios(as) del sistema de salud público como a los establecimientos públicos de salud y/o sus funcionarios(as), de solucionar aquellos problemas que se susciten a propósito de eventuales negligencias médicas y/o faltas de servicio, a través del diálogo y la colaboración, dentro de un procedimiento gratuito, voluntario, confidencial, que se desarrolla ante un mediador imparcial.

  • Quiénes Somos

    La Unidad de Mediación por daños en Salud fue formada el año 2005 y está integrada por un equipo multidisciplinario (abogados, asistentes sociales, sociólogos, médicos, encargados de atención de público), con conocimientos en métodos de atención de público y resolución colaborativa de conflictos, particularmente mediación..

  • Cómo se desarrolla la mediación por daños en salud

    Presentada la solicitud de mediación por una persona mayor de 18 años y una vez que haya sido declarada admisible, se designará un(a) mediador(a), quien a través de carta certificada dirigida al domicilio que se registró en el formulario de ingreso, citará a las partes a una primera audiencia.

    El plazo total para el procedimiento de mediación será de 60 días corridos a partir de la primera citación al establecimiento de salud reclamado; si las partes lo deciden, éste plazo podrá ser prorrogado hasta 120 días.

    La mediación podrá realizarse en una o varias audiencias, según sea el caso, y puede terminar, entre otras, por alguna de las siguientes causas: (artículo 33 Reglamento de Mediación)

    a) Por decisión voluntaria de cualquiera de las partes de no continuar con la mediación (falta de acuerdo);

    b) Por ausencia reiterada a las audiencias;

    c) Por expiración del plazo de la mediación;

    d) Por haberse llegado a acuerdo entre las partes;

    e) Cuando el Consejo no acoge la inhabilidad de un mediador o cuando las partes no aceptan el mediador designado;

    f) Por no haber sido aprobado el acuerdo, superior a 1000 UF, por el cuerpo de Consejeros o el Ministro de Hacienda.

    Al finalizar el procedimiento, el(la) mediador(a) puede entregar dos tipos de documentos:

    – Acta de acuerdo (letra d del punto anterior)

    – Certificado de término (letras a, b, c, e y f del punto anterior)

  • No procede mediación ante el Consejo de Defensa del Estado respecto de:

    a) Prestadores privados de salud

    1) Clínicas, Hospitales privados y/o médicos particulares.

    2) Médicos que atienden en hospitales públicos de forma particular, en virtud de un convenio con el hospital.

    El Consejo de Defensa del Estado no tiene competencia en estos casos, puesto que el artículo 43 de Ley 19.966 señala expresamente que el daño que motiva el reclamo debe haberse ocasionado por una prestación asistencial otorgada por un prestador institucional público, perteneciente a las redes asistenciales y/o por alguno de sus funcionarios, es decir, actuando en calidad de tal.

    b) Consultorios dependientes de una corporación municipal

    Ello debido a que las llamadas Corporaciones Municipales de Atención Primaria, pese a que cumplen una función pública, legalmente son personas jurídicas de derecho privado, lo que ha sido ratificado por diversos dictámenes de Contraloría. Por tanto, tales reclamos corresponde interponerlos ante la Superintendencia de Salud.

    c) Hospital Clínico de la Universidad de Chile (Hospital José Joaquín Aguirre)

    En este caso, pese a que el hospital cumple con el requisito de ser un prestador público de salud, él NO forma parte de las redes asistenciales definidas por el artículo 16 bis del decreto ley 2.763, de 1979.

    d) Hospitales de las Fuerzas Armadas, de Orden y Penitenciarios.

    Respecto de estos hospitales no procede la mediación ni ante el Consejo de Defensa del Estado ni ante la Superintendencia de Salud, y por ende, para hacer efectiva su eventual responsabilidad solo cabe interponer una demanda directamente ante los tribunales de justicia.

    e) Reclamos por decisiones de carácter administrativo

    El Consejo de Defensa del Estado no tiene competencia en casos de instituciones que no son prestadores de salud, y por tanto, no procede la mediación respecto de ellos. En consecuencia, no puede actuar en caso de reclamos por decisiones de carácter administrativo adoptadas por el Fondo Nacional de Salud (FONASA), Instituciones de Salud Previsional (ISAPRE), Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN), Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), Instituto de Previsión Social (IPS) ex Instituto de Normalización Previsional (INP), Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), Instituto de Salud Pública (ISP), u otras entidades, relativas a licencias médicas, pensiones de invalidez, cobertura de prestaciones médicas, cheques en garantía, u otros temas similares.

    f) Decisiones médicas sobre diagnósticos o negativa a conceder licencias médicas

    La mediación no puede ser realizada con el objeto de modificar el diagnóstico dado por un profesional de la salud ni para obligarle a conceder una licencia médica.

  • Tipos de reparación que se podrían lograr en mediación

    Los acuerdos en mediación pueden establecer una sola forma o una combinación de varios tipos de reparación, dependiendo ello de la voluntad de ambas partes. Las reparaciones pueden consistir, en explicaciones de los hechos, disculpas, nuevas prestaciones médicas (atenciones especializadas, exámenes, intervenciones quirúrgicas, tratamientos, etc.), medidas intrahospitalarias, indemnizaciones.

    En el caso de las indemnizaciones, la ley establece ciertos topes según el tipo de daño, siendo el tope superior hasta 3.500UF, en caso de muerte. Resolución Exenta N° 142, de 2005, de los Ministerios de Salud y de Hacienda. 

  • Flujograma atención de público
  • Normativa aplicable al procedimiento de mediación por daños en salud
    1. LEY 19.966, publicada en el Diario Oficial de fecha 3 de septiembre de 2004, que “ESTABLECE UN RÉGIMEN DE GARANTÍAS EN SALUD”, regula el procedimiento de mediación en el TÍTULO III, PÁRRAFO II denominado “DE LA MEDIACIÓN”, artículos 43 y siguientes.

     

    1. DECRETO Nº 47, DE 2005, DEL MINISTERIO DE SALUD, publicado en el Diario Oficial de fecha 23 de junio de 2005, que establece el “REGLAMENTO DE MEDIACIÓN POR RECLAMOS EN CONTRA DE PRESTADORES INSTITUCIONALES PÚBLICOS DE SALUD O SUS FUNCIONARIOS Y PRESTADORES PRIVADOS DE SALUD”.

     

    1. RESOLUCIÓN EXENTA Nº 142, DE 2005, DE LOS MINISTERIOS DE SALUD Y DE HACIENDA, publicado en el Diario Oficial de fecha 8 de abril de 2005, que “ESTABLECE MONTOS MÁXIMOS A PAGAR POR LOS PRESTADORES INSTITUCIONALES PÚBLICOS EN VIRTUD DEL PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN ESTABLECIDO POR LA LEY N° 19.966”.

     

    1. LEY 19.880 publicada en el Diario Oficial de fecha 29 de mayo de 2003, que “ESTABLECE BASES DE LOS PROCEDIMIENTOS ADMINISTRATIVOS QUE RIGEN LOS ACTOS DE LOS ÓRGANOS DE LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO  (artículo 52 relativo a las citaciones de las partes)”.

     

    1. LEY 20.584 publicada en el Diario Oficial de fecha 24 de Abril de 2012, que “REGULA LOS DERECHOS Y DEBERES QUE TIENEN LAS PERSONAS EN RELACIÓN CON ACCIONES VINCULADAS A SU ATENCIÓN EN SALUD (Título IV, artículo 37)”.

     

    1. Ley Ricarte Soto Nº 20.850, es un Sistema de Protección Financiera para Diagnósticos y Tratamientos de Alto Costo, que posee una COBERTURA UNIVERSAL. Otorga protección financiera a todos los usuarios de los sistemas previsionales de salud: FONASA, CAPREDENA, DIPRECA e ISAPRES, sin importar su situación socioeconómica.
  • Documentos para descargar